El Col·legi reforzará la formación en Vida a través de un acuerdo con Mapfre

El presidente del Col·legi de Barcelona, Lluís Ferrer, y el director general territorial de Mapfre Catalunya, Ricardo Garzó, ratificaron el convenio de colaboración.

El pasado 14 de diciembre, el Col·legi firmó un acuerdo de colaboración con Mapfre, a través del cual la compañía apoyará a la Fundación Auditorium del Col·legi en su labor formativa de los mediadores colegiados. En este caso, el objetivo principal del convenio es el de mejorar la formación en el ramo Vida, un ámbito lleno de oportunidades para estos profesionales.

Lluís Ferrer, presidente del Col·legi, y Ricardo Garzó, director general territorial de Mapfre en Cataluña, fueron los encargados de ratificar el convenio. Al acto también asistió el responsable de Relaciones Institucionales y Desarrollo de Redes de la aseguradora, Sergio Sánchez y la gerente colegial, Sandra Serra.

FORMACIÓN EN VIDA

Este acuerdo formativo optimizará el conocimiento de los mediadores en los productores de inversión, propios del ramo Vida, como los segurs de Vida-riesgo o los de planificación de la jubilación. Además, la dilatada experiencia de Mapfre en formación garantizada la calidad académica y una contribución al avance del sector en este ámbito. En palabras de Ferrer: "este acuerdo supone para el Col·legi un orgullo y satisfacción muy grande. Para nosotros es un honor que Mapfre, la compañía líder del mercado español, colabore con nosotros y nos ayude en los procesos de formación. Además estoy seguro que este programa será un éxito".

Por su parte, Garzó remarcó la importancia de este tipo de cursos: "el ramo de Vida tiene sus propias características y exige el conocimiento de determinados concepto técnicos para poder asesorar adecuadamente. Por eso, la formación en los productos de Vida es tan importante". En cuanto a lo que aporta este ciclo añadió: "el asesoramiento profesional y personal a cada uno de los clientes es el principal valor que cualquier mediador puede ofrecer y precisamente, la formación es el vehículo que les permite dar ese valor añadido".

UNA ASIGNATURA PENDIENTE

Ferrer también mencionó que el ramo de Vida es un poco la asignatura pendiente del sector asegurador y, especialmente, de la mediación. Sin embargo, destacó que es un sector en el cual se puede aportar un valor añadido muy importante a nuestro cliente, que lo puede notar de una manera muy clara. En su opinión, formarse en este ámbito es básico, sobre todo, teniendo en cuenta cómo están cambiando las costumbres de los clientes y de la sociedad en general.

En cuanto a los contenidos  de este ciclo formativo, Garzó comentó que a través de un enfoque participativo y orientado a facilitar la comercialización, los asistentes conocerán en detalle todo lo vinculado con el ahorro a largo plazo y otros conceptos más trasversales como la fiscalidad aplicable y el funcionamiento del sistema público de pensiones.

Si desean ampliar la información de este ciclo formativo, se pueden poner en contacto con el colegio.